Un continente para chuparse los dedos

Habiendo pasado el último mes dedicada a escribir un par de artículos que dentro de poco se publicarán en el Ecuador, descuide mi blog y a mi pequeño grupo de lectores que tanto aprecio. Sin embargo, he vuelto con una historia que (como se dice en la jerga periodística) es un “recalentado” de un tema que…