El sacrificio de los insomnes

Septiembre 2018: Cuatro de la mañana. Escribo estas letras a falta de cualquier otra cosa que hacer en esta noche que dentro de poco se convertirá en día. Interminables horas sin poder dormir. Largas y consecutivas noches de ver el reloj andar y sentir el pecho ardiendo del inmenso, tan simple y tan inalcanzable, deseo…

Brasil y lo que ganamos con la derrota

Ayer, cuando el sonido de los petardos nos anunció el resultado de las elecciones (habíamos resuelto encerrarnos en casa y no escuchar ningún noticiero) sentí un nudo en la garganta, y conteniendo el deseo de llorar pensé “perdimos”. No perdieron los simpatizantes de Lula y el PT, ni perdieron los que ayer votaron por Haddad,…

Hacia las elecciones sin brújula ni esperanza

  A pocos meses de presentarse a las urnas para escoger su próximo presidente, los brasileños lidian con un presente de crisis y un futuro que se muestra poco promisor, un escenario que le contagia inquietud a cualquier forastero acabado de llegar. He aquí la transcripción de mi artículo para la revista Mundo Diners de…

Foráneos en tierras secas

Cerca de noventa días sin llover. A veces un grupo tímido de nubes se acumula en el cielo y ofrece promesas inútiles a quienes las contemplan. Las palabras han comenzado a secarse en la boca, la tierra a cuartearse. Los árboles, que han estado aquí desde antes que llegaran los hombres, saben prepararse para la…

Violencia doméstica en casa de las Maritacas

El caso de violencia doméstica de mis vecinos ha comenzado a preocuparme. De un tiempo acá he visto la situación ir escalando y ya he tenido que llegar al punto de verme obligada a intervenir. Me mudé a este apartamento hace unos cuatro meses, tras arribar a la ciudad de Brasilia, pero el problema solo…

Cuando ser tú mismo es un acto de valor

Somos amigas desde hace muchos años. Ella se precia de decir que me conoce desde el tiempo en que yo me chupaba el dedo. Yo, por mi parte, puedo decir que siempre fui su admiradora de más larga data. Nuestras personalidades no podrían ser más dispares: yo soy aquella que siempre ve el vaso medio…

Otra vez el tiempo de las ilusiones vanas

De unos día acá, esta ciudad se ha llenado de banderas. De pronto es verde y amarillo por donde la vista alcance. Las banderas, las publicidades de la TV, los presentadores de noticias, todos anuncian que algo muy trascendental está por venir y yo he llegado a Brasil justo para presenciarlo. No se trata del…

La mamá soy yo

Hoy amanecí sintiéndome mamá. Supe que lo sería hace casi seis meses, en una mañana fría de 31 de diciembre. Estábamos en Florencia para despedir el año y el día anterior yo había comprado en secreto una prueba casera de embarazo. Solo pretendía dar una noticia si esta era positiva, de manera que me guardé…

Croacia y un pasado que se bebe amargo

Uno de los destinos más concurridos de Europa recibe con sonrisas a sus miles de visitantes, pero puertas adentro todavía lidia con las cicatrices de una guerra feroz. He aquí mi último artículo publicado en la revista Mundo Diners de Ecuador en marzo de 2018. En esta oportunidad todas las fotos son mías y de…

La casa que dio la vuelta al mundo

Hoy fuimos informados que “nuestros bienes ya embarcaron”: embarcar no de manera figurativa sino en el sentido literal: nuestros sofás, nuestra cama, nuestra colección de máscaras y de figuras de gatitos ya están todos montados en un barco y ahora mismo surcan las aguas del Atlántico. Por tercera vez nuestra casa está flotando en un…

Una cita en Roma con tres mujeres que admiro

Durante este fin de semana, cuando en las tiendas y restaurantes de Roma las personas nos preguntaban “de dónde son?”, las chicas y yo nos reíamos y pasábamos a explicarles la complicada ecuación: yo soy de Ecuador, pero vivo en Suiza; ella es japonesa, y vive en Singapur; ella es española pero vive en Japón,…

Aves del sur

 Desde mi ventana   Hoy en Ginebra hace una tarde de otoño como uno quisiera que fueran todas las tardes de Otoño. Desde esta gran ventana puedo ver los Alpes ya con nieve y en el fondo, junto al lago Lemán, los árboles lucen hojas que parecen bronceadas por el generoso sol del pasado verano.…

Un museo para el amor que se acabó

¿A dónde va el amor cuando se acaba? En Croacia: al museo   En estas excursiones de viajero es común que en ciudades muy turísticas uno se encuentre con gran número de museos de todo tipo, desde los típicos museos de cera hasta los –en mi perspectiva de mal gusto– museos de la tortura, que…