Un calendario decorado de fiestas

En el día de la mayoría de edad las chicas que ese año cumplirán 20 visten kimonos con un chal de piel para combatir el frío invernal.

En el Seijin no Hi las chicas que cumplirán 20 años visten kimonos con un chal de piel para combatir el frío invernal.

En Japón, donde las personas trabajan de sol a sol y en muchos casos no logran siquiera tener tiempo para tomar vacaciones, la sociedad ha encontrado un modo de darse un respiro mediante los feriados. Mientras en el Ecuador se proyecta que en todo el 2013 habrán 9 días de feriado, aquí serán 20 días repartidos en 10 meses (tan solo en junio y agosto no hay descansos).

Obviamente para conseguir tener prácticamente un feriado cada mes hay que convertir cualquier acontecimiento en motivo de celebración. Así, el día del niño, del deporte, de la cultura, del mar e incluso el “día del verdor” y el “día de la mayoría de edad” son descansos obligatorios en Japón. Me resulta particularmente cómico este último (conocido como Seijin no Hi) pues es un día donde toda una nación descansa simplemente porque ese año un nuevo grupo de chicos alcanzarán la edad suficiente para entrar al bar. ¡Vaya acontecimiento!

Sin embargo, el Seijin no Hi es de hecho todo un acontecimiento para quienes ese año se convertirán en mayores de edad (es decir cumplirán 20 años). La chicas salen a la calle luciendo lindos kimonos (casi siempre rosados) con mangas que llegan hasta el piso y en la noche se ofrecen fiestas donde los jóvenes puede beber libremente sake y celebrar.

En la fiesta de bienvenida de la primavera los adultos lucen la mascara del demonio Oni y los niños lanzan granos de soya para ahuyentar el mal y atraer la fortuna

En la fiesta de bienvenida de la primavera los adultos lucen la máscara del demonio Oni y los niños lanzan granos de soya para ahuyentar el mal.

En una cultura caracterizada por cierto exceso de seriedad, es reconfortante ver la variedad de festividades con las que los japoneses decoran su calendario. Pocas semanas después del Seijin no Hi, a inicios de febrero, se conmemora el Setsubun donde se da la bienvenida a la Primavera (a pesar de que falte más de un mes para su verdadera llegada). En esta fiesta, las personas riegan granos de soya alrededor de sus casas para atraer la salud y la fortuna. Y en ocasiones, para divertir a los niños, los adultos se disfrazan de una especie de demonio (denominado Oni) para que sus hijos los ahuyenten lanzándoles granos.

Abril y mayo es quizás la época de más celebraciones, pues es el auge de la primavera y del florecimiento de los árboles de cerezo. Los amigos se reúnen a festejar al pie de los hermosos Sakura y hasta los noticieros siguen de cerca el desarrollo de los árboles para advertir a la gente en qué punto de la ciudad están ya rosados y listos para ser admirados.

Durante el Hanabi, que se celebra en verano, se ofrecen impresionantes shows de pirotecnia en la noche.

En verano, durante el Hanabi, se ofrecen impresionantes shows de pirotecnia.

En verano si bien no hay más árboles que contemplar, no faltan las festividades. En las calurosas noches de agosto, la gente viste kimonos y se reúne en los parques para ver espectaculares shows de fuegos pirotécnicos, como parte de una tradicional celebración conocida como Hanabi. La fiesta de las estrellas y la de los difuntos también se celebran en verano. Según manda la tradición, en esta última festividad se encienden fogatas en las puertas de las casas para guiar el retorno de los espíritus de los antepasados que vuelven al hogar durante estos días de celebración, mientras que la fiesta de las estrellas es tiempo para pedir deseos de amor y buena fortuna, los cuales se escriben en papeles de colores colocados en ramas de bambú.

Y a pesar de haber tantas fiestas, siempre hay espacio para inventar nuevas, como el “Día de amar a tu esposa” que desde hace cinco años se celebra aquí en Tokio. Aunque evidentemente a la esposa hay que amarla todos los días, nada mejor que tener uno en especial para que su marido suba a una tarima en medio de un parque y grite públicamente su amor y gratitud.

En el "día de amar a tu esposa" los hombres suben a la tarima y gritan su amor por sus parejas.

En el “día de amar a tu esposa” los hombres suben a una tarima y gritan su amor por sus parejas. El evento se lleva a cabo en Tokio desde hace cinco años.

El objetivo del evento es celebrar las demostraciones públicas de afecto; de modo que, con micrófono en mano, los hombres deben gritar “te amo” tan alto que todos en el parque los puedan oír.

Me enteré de esta particular  fiesta justamente a través de mi esposo, quien “casualmente” me habló de ella solo cuando ya había terminado. Sin embargo, ha jurado que el próximo año no se escapará de gritar a todo pulmón su amor por mí. Espero que en medio de tanta celebración no se me pase esta por alto.

Anuncios

3 comentarios en “Un calendario decorado de fiestas

  1. Pingback: Una merecida visita al museo de Hakone | Habitante de antípodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s